Pertenencia.

Después de más de un año de estar fuera de mi país los fantasmas de la pertenencia me vuelven a invadir. Tal vez sea el hecho de estar en una oficina. Ahora en Ginebra y trabajando en los temas que me encantan y para Naciones Unidas, pero en una oficina al fin y al cabo. Siento un vacío grande. Hay mucha gente a mi alrededor pero nadie que realmente sepa de mí, quién soy, qué siento, cómo soy. Tengo ganas de correr de nuevo. Pero a dónde, no lo sé. No sé a dónde pertenezco y en dónde me siento bien. Quiero correr al terreno por un par de meses y regresar a un destino que, tal vez, no conozco todavía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s